lunes, 19 de septiembre de 2011

Arroz al horno con pasas y garbanzos (Arròs amb panses i cigrons)



Hace tiempo que quería poneros esta receta. Éste es uno de esos arroces que te chocan un poco si no lo has probado, pero que cuando lo haces no es fácil de olvidar.
Es una receta muy valenciana, menos conocida que el arroz al horno clásico y también menos graso, por eso os aconsejo que lo probéis y seguramente lo volveréis a preparar.

Con esta receta voy a participar en el concurso "Un país para comérselo" que organiza mi amiga Ana ("Las recetas de mamá"), con la colaboración de Editorial Grijalbo. Seguro que habréis visto algún capitulo de la serie de Imanol Arias y Juan Echanove (o a lo mejor no os habéis perdido ni uno...).



INGREDIENTES para 4 personas
  • 1 cabeza de ajos
  • 150 gr. de pasas (sin semillas) de corinto o moscatel
  • 250 gr. de garbanzos cocidos
  • 125 gr. de tomate natural
  • 75 ml. de aceite de oliva virgen (5 cucharadas soperas)
  • 400 gr. de arroz
  • 800 ml. de caldo de pollo
  • 1 cucharada de pimentón de la vera o bien pimentón colorao (murciano)
Opcional- 3 o 4 morcillas de cebolla

ELABORACIÓN

Éste es un arroz de aprovechamiento: puedes utilizar caldo de un cocido que no tenga mucha grasa, aunque yo prefiero preparar un caldo de pollo con una carcasa o espinazos, garbanzos remojados, un puerro, una zanahoria, una chirivía pequeña, una ramita de apio, unas judías verdes y azafrán tostado de hebra.

Si vas con prisas puedes utilizar un bote de garbanzos cocidos y comprar un buen caldo de pollo.

Poner las pasas a remojo una o dos horas antes, y después escurrir en un colador.

Rallar el tomate y hacer un corte alrededor del centro de la cabeza de ajos.

Tener los garbanzos en un bol, el arroz también medido y el pimentón a mano. Ésto os lo digo porque es un arroz que se prepara rápido y vale la pena tenerlo todo a mano.

Precalentar el horno a 200ºC.

Prefiero hacer el sofrito en una sartén más pequeña que la cazuela: poner el aceite de oliva virgen a calentar y sofreír a fuego medio la cabeza de ajos entera. Sacar y reservar.

Poner ahora las pasas y darle una vuelta nada más; sacar la mitad de las pasas y añadir a la sartén el tomate rallado, sofreírlo y cuando esté hecho el sofrito, añades los garbanzos y la cucharada de pimentón, remover y añadir inmediatamente el arroz, removerlo bien para que se impregne de aceite.

Pasar ahora a la cazuela todo el sofrito de la sartén, añadir el caldo caliente, poner un poco en la sartén para recoger bien todo.
Poner la cabeza de ajos en el centro y repartimos por encima las pasas que teníamos reservadas. Rectificar de sal.

Si quieres poner morcillas las pones ahora pinchadas para que no revienten.

Hornear 20 minutos con calor sólo por abajo, y 15 o 20 minutos con calor por arriba y abajo. Este arroz tiene que quedar bien sequito; el tiempo que os pongo es aproximado, cada horno es diferente, yo lo hago siempre en la rejilla de abajo del todo y en una cazuela de porcelana o de pirex.

Este es un arroz que le queda muy bien el reposado.

Nota: si lo haces en cazuela de barro tienes que poner 220ºC de temperatura. Realmente como mejor queda es llevándolo a un horno de pan tradicional, que es como se llevaba antiguamente (de hecho aún puedes ver a gente que lleva el arroz y las calabazas al horno de toda la vida, ya que lo cuecen sobre el "suelo" del horno y así transmite el calor directamente a la cazuela de barro).




Para imprimir la receta Pincha Aquí

lunes, 12 de septiembre de 2011

Helado de Avellana -al estilo de mi madre-



Se que helados hay muchos, con ingredientes muy variados, pero el helado que os pongo hoy, es el que mi madre siempre nos preparaba los domingos en verano cuando eramos pequeños. El otro día se lo preparé a uno de mis hermanos y cuando lo probó, dijo me recuerda al de la mamá.

Mi madre lo hacía con leche de vaca recién ordeñada, por eso yo he hecho un cambio, le he puesto un poco de nata líquida para darle cremosidad. Tener en cuenta que mi madre ya tiene 80 y tantos, y en esos tiempos no había los ingredientes que hay ahora, por eso es un helado muy sencillo y que cualquiera puede hacerlo.


INGREDIENTES
  • 750 ml. de leche
  • 250 ml. de nata de montar
  • 175 gr. de azúcar (200 gr. si no pones miel)
  • 2 cucharadas soperas de miel
  • 2 o 3 yemas de huevo
  • 1 sobre de "flan chino mandarin" (el clásico)
  • 150 gr. de avellana muy triturada.
ELABORACIÓN

En un tazón poner un poco de leche y reservar.

El resto de leche, la nata, el azúcar y la miel poner en un cazo y llevar a ebullición.

Mientras tanto en el tazón que tenemos la leche reservada disolver el sobre de flan chino mandarín y las yemas de huevo.

Cuando empiece a hervir la leche apartar del fuego, esperar unos minutos y añadir sin dejar de remover la mezcla que tenemos en el bol.

Ahora volvemos a poner a fuego mínimo sin dejar de remover sin que llegue a hervir para que no se nos corte, mientras removemos añadimos las avellanas molidas.

Dejar enfriar completamente removiendo de vez en cuando y poner en un recipiente para meter al congelador. Después de dos o tres horas en el congelador, remover cada medía hora para que no cristalice.

Si lo haces en Thermomix:

Triturar las avellanas 20 segundos a velocidad máxima.

Añadir ahora el resto de ingredientes en el vaso, poner la mariposa y programar 10 minutos temperatura 90º vel. 2.

Ahora poner de nuevo la máquina en marcha sin temperatura, a vel. 3, unos minutos para que se enfríe.

Sacar a un recipiente que pueda ir al congelador, una vez esté completamente frio meter al congelador y después de tres horas sacar y si tienes heladera lo pones 30 minutos para que se monte.

Si no tienes heladera, después de tres horas de congelador tienes que remover el helado con una cuchara cada 30 minutos tres o cuatro veces para que no cristalice.




Para imprimir la receta Pincha Aquí

lunes, 5 de septiembre de 2011

Patatas Fosters"Bacon Cheesse Fries"




Este verano he dejado contento a Carlos por hacerle de vez en cuando las "dichosas" patatas de Fosters Hollywood, están de mueeeeeeerte, él es joven y puede comerlas y a mi se me hace la boca agua de verlas en la mesa, pero que tenemos que hacer, pues darle el gusto al niño.

Según vi en él blog Secretos de Familia la autentica salsa que se le pone, es la Salsa Ranch de la marca Kents la venden en Carrefour(después os pongo la foto) pero si no la tienes queda muy bien con los ingredientes que le he puesto.

INGREDIENTES
  • Patatas naturales o congeladas prefritas
  • 1 paquete de Queso rallado "4 quesos"
  • 1 cajita de Bacon a tiritas
Para la salsa si no tienes Salsa Ranch "Kents"
  • 4 cucharadas soperas de mayonesa con ajo "mercadona"
  • 3 cucharadas soperas de nata de cocinar o yogur natural (o al gusto)
  • un poco de perejil seco o un poco de orégano
  • un poco de cebolla en polvo

ELABORACIÓN

Pelar las patatas y cortarlas a bastones para freír. Poner aceite de oliva a calentar y freír las patatas, bien sean naturales o bien utilices congeladas.

Mientras se fríen las patatas poner en una sartén "sin aceite" a fuego medio, el bacon a tiritas para que se haga doradito removiendo para que no se te pegue.

En un bol mezclar la mayonesa y la nata o el yogur con el orégano y la cebolla en polvo, las cantidades podéis poner a vuestro gusto, no ha de quedar demasiado espesa.

Cuando tengáis las patatas fritas ponerlas en una fuente que pueda ir al horno, poner ahora unas cucharadas de salsa por encima, repartir el queso rallado 4 quesos y el bacon encima. Gratinar 2 minutos para que el queso se funda y a comerlas, te advierto "no hagas pocas, pues desaparecen en un momento".





Para imprimir la recetaPincha Aquí