lunes, 23 de noviembre de 2015

Almejas a la Marinera

Hay recetas de las que no las pones en el blog por que son de esas preparas muy a menudo en casa con una receta que tengo hace años y las ves tan fácil que pasas de someterla a una sesión fotográfica, hasta que llega el dia que te dice una amiga "he buscado tus almejas a la marinera y no las encuentro en el blog".
Así que me vino al pelo pues tenia para estrenar la nueva sartén de pyrex attraction"de la cocina a la mesa" Esta serie es una batería de cocina, con un mango extraible para cocinar y dos asas para servir y presentar en la mesa.  Estas sartenes son ideales para cocinar, servir y también para almacenar. Ademas este modelo al ser mas alto y tener tapa es perfecto para hacer sofritos, guisos, un pisto e incluso para preparar un buen arroz. La gama Pyrex Attraction es una gama perfecta para los amantes de la cocina.
INGREDIENTES (2 o 3 personas)
  • 1/2 kilo de almejas
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla (100 gr.)
  • 1 cucharada sopera de pan rallado
  • 1/2 vasito de agua
  • 1/2 vasito de vino blanco 
  • 1 hoja de laurel, 2 bolitas de pimienta negra, perejil fresco 
  • 3 cucharadas soperas de aceite y sal
  • unas gotas de zumo de limón
ELABORACIÓN
Cuando compremos las almejas las lavamos bien y las ponemos en un recipiente con agua y sal, para que suelten si tienen algo de arena. Si sueltan mucha arena, volver a cambiarles el agua con sal. Sacar y escurrir cuando las vayas a utilizar.
En una cazuela ponemos las almejas, la hoja de laurel y medio vasito de agua. Llevamos a ebullición para que se abran las almejas, una vez se abran las vamos sacando a una fuente y reservamos. Si quieres una vez frías puedes retirar la concha vacía.
Picar menudo 1 diente de ajo y la cebolla.
En una sartén antiadherente ponemos el aceite a calentar, cuando este caliente añadimos el ajo removemos y a continuación la cebolla, poner un poco de sal y sofreír a fuego muy suave tapando la sartén, hasta que tengamos la cebolla transparente y bien pochada.
Cuando tengamos la cebolla hecha ponemos una cucharada sopera de pan rallado, removemos bien y añadimos entonces el vino blanco y dos bolitas de pimienta negra.
A continuación añadimos a la sartén las almejas, la hoja de laurel unas gotas de limón y el caldo de abrir las almejas (con cuidado para que no caiga nada de arena si es que la han soltado, lo mejor es pasar el caldo por un colador de tela).
Dar un hervor a todo unos minutos moviendo la sartén en vaivén y añadirle un poco de perejil fresco picado.
Disfrutar de una simple receta que no deja a nadie indiferente.

Nota: hay quien prefiere no encontrar nada de cebolla, así que puedes hacer el sofrito con cebolla triturada o mejor aún, triturar la cebolla después de tenerla pochada para mi gusto esta mas rica.
Fuente: Simone Ortega

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Chocoflan de "Recetas de la Felicidad"

Hay días que te llaman dos veces a la puerta para endulzarte el día y eso ocurrió hace poco, primero me llegó el libro "Chocolate" de Sandra Mangas o mejor dicho de Sandee que es como la conocí hace años. Su blog La receta de la Felicidad es de los que te hacen levitar, cada receta que pone es un bombazo, mejor que explicaros como son, será mejor que lo visitéis.
De el libro os puedo decir que es un culto al chocolate hay tantas recetas y tan buenas que no sabes por cual empezar es una verdadera locura chocolatera. El surtido es grande empieza por unas buenas técnicas, hay también recetas para principiantes, galletas, bizcochos, tartas, tartaletas, bollería, trufas y bombones, unas versiones caseras de dulces industriales espectacular y unos bocados exquisitos que te dejan alucinada.
La otra llamada a la puerta fue de Chocolates Valor, así que llego como agua de mayo pues este cacao puro Valor es imprescindible tenerlo en casa, que seria de un buen tiramisú sin este cacao espolvoreado por encima, o este Chocoflan sin su cantidad de cacao puro que lleva la receta.
INGREDIENTES
Para el bizcocho de chocolate

  • 100 gr. de chocolate negro (55% de cacao)
  • 150 gr. de mantequilla
  • 3 huevos L
  • 150 gr. de azúcar
  • 100 gr. de harina
  • 25 gr de cacao puro en polvo Valor
  • 1 cucharadita de levadura química 
Para el Flan
  • 400 ml. de leche
  • 400 gr. de leche condensada
  • 200 gr. de queso de untar
  • 4 huevos 
Para la cobertura
  • 200 gr. de chocolate postres (55% de cacao)
  • 200 ml. nata para montar
  • 50 gr. de mantequilla
ELABORACIÓN
Precalentamos el horno a 160 º e introducimos una bandeja que quepa el molde que vayamos a utilizar pues tenemos que cocer al baño maría.
Utilizaremos un molde fijo que no sea desmontable para evitar que se nos cuele el agua puedes hacerlo en un molde redondo con agujero central o bien en un molde de plum cake grande o en dos moldes medianos. Se necesita un molde de 2 litros de capacidad y si no tenéis puedes reducir las cantidades.
Engrasar el molde
Vamos a preparar primero la capa de bizcocho.
Fundimos el chocolate troceado y la mantequilla en el microondas 30 segundos a máxima potencia remueves con una espátula y vuelves a poner otra vez, así hasta que se funda del todo. Reservar.
En un bol amplio ponemos los huevos con el azúcar y los mezclamos con un batidor de varillas. Añadimos ahora la crema de chocolate que estará ya tibia y removemos con suavidad hasta integrar.
Tamizamos la harina, el cacao en polvo y la levadura y mezclamos bien con ayuda de una espátula hasta que esté bien integrado. Verteremos la masa en el molde previamente engrasado y reservar.
Ahora prepararemos la capa del flan.
Para ello simplemente mezclaremos todos los ingredientes con la batidora, a continuación la vertemos sobre la capa de bizcocho de chocolate que tenemos reservada.
En el horno, a causa de las diferentes densidades surgirá la magia y se invertirán las capas.
Tapamos el molde con aluminio (si el molde tiene agujero en medio tenéis que dejar el agujero abierto sin tapar para que el vapor del agua no entre dentro).
Hornear al baño maría 1 hora. Sacamos del horno y dejamos enfriar a temperatura ambiente y posteriormente en el frigorífico.
Por último preparamos el baño de chocolate.
Ponemos un cazo al fuego y llevamos la nata a ebullición. Cuando empiece a hervir, retiramos del fuego, agregamos el chocolate troceado y removemos hasta que se disuelva. Añadimos por último la mantequilla troceada y removemos nuevamente hasta obtener un ganache lisa y brillante.
Finalmente, desmoldamos el chocoflan sobre una rejilla que pondremos sobre una fuente e iremos dejando caer la cobertura por encima, dejar escurrir y si no se nos ha cubierto del todo recuperar el ganache de la fuente, entibiarlo si fuera necesario y volver a cubrir el chocoflan.
Dejamos enfriar en el frigorífico  y antes de servir con dos espátulas lisas o corta tartas, pasaremos a la bandeja o plato de presentación.

La receta es mágica ya lo veréis, no es difícil de hacer, tenéis que seguir las pautas y eso sí, hacerla de un día para otro. Pues se tiene que enfriar bien antes de desmoldar.
También otro consejo que quiero daros es que la cobertura la pongáis cuando esté tibia para que esté el chocolate mas bien espeso y cubra bien, si esta muy caliente se escurre todo y tienes que repetir la operación varias veces.

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Coca de Llanda (la receta de mi madre)

Aunque mi madre no es Valenciana me cuenta que pronto aprendió a preparar la típica Coca de Llanda, ella la preparaba muchas tardes para merendar y duraba esa tarde, mis hermanos y yo merendábamos un vaso de leche o bien nos hacia un chocolate a la taza, si era verano y pasaba el horchatero por la calle bajábamos a comprarnos un vaso de horchata. Recuerdo las tardes de verano el revuelo que se armaba en la calle cuando oíamos el grito del horchatero que venia con su carrito vendiendo la horchata liquida o granizada.
Desde siempre preparó la coca en esta besuguera que igual le servía para hacer los macarrones gratinados, que un asado de pescado, como esta coca tan típica; eran otros tiempos.
El otro día me dijo mi madre que ya no la utilizaba y me la dio, además me saco su libretita de recetas y me dio su receta,  la medida era con vasos y me advirtió que los vasos de antes no eran tan grandes como los de ahora así que he utilizado unos vasos que son de 220 ml. aunque creo que si son de 250ml. el resultado será el mismo.
INGREDIENTES
  • 3 huevos gordos
  • ralladura de limón o de naranja
  • 1 vaso de azúcar (200 gr.de azúcar)
  • 1 vaso de leche  (220 ml de leche)
  • 1 vaso que no esté lleno de aceite (125 gr.)
  • 2 vasos de harina (250 gr. de harina)
  • 2 sobres dobles de gasificante 
  • azúcar y canela para espolvorear por encima
  • Opcional: nueces y pasas

ELABORACIÓN
Precalentar el horno a 180º y pondremos la rejilla en la 2ª ranura empezando a contar de abajo a arriba.
Pondremos un papel de horno en la fuente o llanda donde vayamos a cocer la coca. 
Batir los huevos, la ralladura de limón y el azúcar, con un batidor de varillas, batiremos muy bien hasta que nos quede montado, casi como un merengue.
Añadiremos el aceite y mezclar ahora con cuidado para que se integre y a continuación añadiremos la leche e igualmente con cuidado mezclaremos para evitar que se nos baje.
Tamizar ahora la harina y los gasificantes y con una espátula iremos integrándola, remover solo lo justo.
Volcar la masa en el molde y  si quieres poner nueces las repartes por encima, ahora espolvorear con bastante azúcar y un poco de canela para que te quede una costra dulce.
Hornear unos 30 minutos mas o menos o hasta que la veas dorada.



Es una receta bien simple y que queda ideal para cualquier merienda o desayuno. También le puedes añadir pasas a la masa  el resultado es exquisito.