jueves, 30 de abril de 2015

Quiche de Espinacas, Pasas y Queso gorgonzola

Un quiche o tarta salada es siempre una buena opción igual te sirve para una cena informal que para un tentempié, yo soy muy aficionada a prepararlos, los encuentro todos riquísimos, además puedes hacer muchas combinaciones.
Este lo he preparado con queso gorgonzola pero con queso idiazabal  o con rulo de cabra esta muy bueno también. Si no os gustan los quesos fuertes puedes poner cualquier queso mas suave o mas cremoso dentro, y espolvorear por encima un con parmesano, eso ya va a gustos.
La elaboración de los quiches es siempre la misma, tienes que partir de una masa quebrada preparada o bien prepararla tu con la receta básica, yo suelo hacer esta receta, aunque esta vez la he puesto comprada.
Después de semi hornear la masa se dispone el relleno y se cubre con los huevos batidos mezclados con la nata.
(En este quiche de espinacas os recomiendo mezclar las espinacas con el huevo batido y la nata antes de poner sobre la masa, así quedaran mejor repartidas).
INGREDIENTES
  • 1 lamina de masa quebrada
  • 300 o 400 gr. de espinacas frescas
  • 3 o 4 huevos L
  • 200 ml. de nata liquida
  • 200 gr. de queso gorgonzola dolce
  • 4 ajos tiernos o bien 2 ajos duros
  • 50 gr. de pasas
  • 50 gr. de almendras laminadas (puedes poner almendras y avellanas crudas picadas)
  • 4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • nuez moscada
ELABORACIÓN
Limpiamos las espinacas, troceamos y dejamos escurrir.
Disponer la masa quebrada sobre un molde redondo de 24-26 cms.
La masa debe llegar hasta el borde superior pues al hornearla encoje un poco. Pinchar muy bien la masa con un tenedor y poner encima un papel de hornear, repartir una capa de garbanzos para  que haga peso y no se hinche la masa. (Estos garbanzos una vez fríos los guardamos en un bote para utilizarlos otras veces pues ya no sirven para cocinar).
Meter el molde en el horno precalentado a 180º unos 10 minutos para precocer la masa.
Mientras horneas esta masa, en una sartén honda ponemos el aceite a calentar, cuando esté caliente pero no humeante añadimos los ajos troceados, (yo prefiero ponerle ajos tiernos pero si no tienes poner ajos duros) darle unas vueltas y añadir las espinacas poco a poco y sin dejar de remover para que se vayan encogiendo, tapar y dejar a fuego suave para que se rehoguen.

En las espinacas hay que ir con cuidado con la sal,  cuando las pones en la sartén ves mucha cantidad de espinacas, pero después se quedan en nada, así que si la sal la echas a ojo te confunden,  yo suelo ponerla al final.
Cuando estén las espinacas casi hechas añadiremos las pasas y dejamos unos minutos más, así con el caldito que queda se hidratan.
Batir en un cuenco los huevos con una pizca de sal y nuez moscada recién rayada,  añadir la nata liquida mezclar un poco e incorporar las espinacas y remover (también puedes hacerlo como ves en la foto pero queda mejor mezclado si las añades al huevo batido)
Cortar el queso a dados repartir unos trocitos en la base ya horneada y casi fría, encima volcar el batido de huevo y espinacas y terminar de repartir el queso que nos queda.
Por último repartir por encima las almendras fileteadas cubriendo toda la superficie.
Hornear a 180º unos 25 o 30 minutos aproximadamente, si ves que se te dora demasiado poner un papel de aluminio encima.

Nota: Para mi gusto  en vez de almendras fileteadas queda mucho mas bueno si pones una mezcla de almendras y avellanas crudas troceadas toscamente y algunos piñones, pero esta vez no me quedaban ni almendras ni avellanas.




11 comentarios:

  1. Qué ricas las quiches, todo lo que le pongas le sienta bien, la tuya tiene que estar exquisita con la mezcla de ingredientes tan ricos que le has puesto. Besos
    Por cierto pasa por mi blog para que conozcas un blog nuevo que nos está copiando, me siento muy cabreada

    ResponderEliminar
  2. Espectacular, Mª Dolores. Tiene una pinta maravillosa y las fotos, más de lo mismo....
    Besos...

    ResponderEliminar
  3. Essa tarte ficou linda e tem um recheio delicioso
    bj

    ResponderEliminar
  4. Ummm me encantan las quiche! ya mismo me comeria un trozo!

    ResponderEliminar
  5. Una receta riquísima y muy completa!! somos muy fans de las quiches,así que nos apuntamos la receta :) Un beso!!!

    ResponderEliminar
  6. No puedo añadir queso (mi marido es alergico total...a tan delicioso manjar), pero sin él, voy a probar tu quiché...el detalle de añadir los frutos secos me ha encantado.
    Gracias....y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  7. Que preciosa quiche has preparado y las fotos bonitas, como apetece ¡¡¡¡. Estoy contigo son socorridas y lo mismo sirven para un almuerzo que una cena.
    Feliz puente.
    bsss dsde Almeria

    ResponderEliminar
  8. Me encantan las tartas saladas.
    Besos guapa
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  9. Hola. Pues yo soy de las tuyas. Me encanta todos estos aperitivos salados, más incluso que el dulce. Las Quiche son una fuente inagotable, pero es que además son una fanática de los quesos así que esta combinación con las espinacas tiene que estar mortal. Me ha gustado mucho el toque final que has sugerido con piñones y almendras, para rematarla seguro que de forma sublime. Un beso

    ResponderEliminar
  10. Me encantan este tipo de tartas, pero esta tiene que estar especialmente buena, menuda pintaza y cuanto sa or no???....Besss

    ResponderEliminar
  11. La combinación de espinacas, queso y gorgonzola me parece una delicia.
    Yo soy muy de quiches, aunque suelo hacerlas en versión individual porque en casa no todos comparten mi gusto, jejeje... y así, en pequeñito, se las comen mejor.
    Como siempre, la tuya tiene una pinta espectacular. Me encantaría con los frutos secos..
    Un besote.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por vuestros comentarios.
Los comentarios anónimos no se publicarán.