martes, 2 de febrero de 2016

Banitsa Pastel de Queso y Membrillo

Me habían hablado muy bien de este pastel de queso típico Búlgaro, me aconsejaban probarlo una y otra vez, por lo bueno que está y lo sencillo que es de hacer. Tanto me lo aconsejó mi amiga Susana que me regaló el queso y la masa filo.
El queso que se utiliza se llama Sirene, es un queso en salmuera parecido al queso feta, lo venden en tiendas de productos búlgaros y rumanos, aunque también puedes hacerlo con un queso feta, o bien con un queso tierno de cabra y vaca o un tipo tronchón.
Para darle un toque diferente la segunda vez que lo preparé, le puse unos trocitos de membrillo y un poco de queso idiazabal rallado.
 No dejéis de ponerle el membrillo si la preparáis, resulta una combinación muy especial y muy agradable encontrar esos tropezones dulces .
Lo puedes preparar con otros rellenos como con cebolla y orégano, espinacas y pasas, york y queso, sobrasada y queso.

INGREDIENTES para un molde de 30 cms.

  • 8 hojas de pasta filo
  • 350-400 de queso Sirene (puedes sustituirlo por queso feta o uno de cabra o vaca tierno)
  • 50 gramos de queso enmental 
  • 4 huevos
  • 50 gr. de aceite de oliva suave o de mantequilla derretida
  • 75 gr. de membrillo

ELABORACIÓN
Precalentar el horno a 170º
Trocear a cubitos pequeños el membrillo.
Desmenuzar o rallar el queso. Batir los huevos, separar un poco de huevo batido, como media tacita para después pintar el pastel.
Mezclar los quesos con el huevo batido.
Si utilizas queso Sirene o feta no es preciso ponerle sal a la mezcla ya que estos quesos están en salmuera y suelen ser salados.
Si pones queso tierno de vaca o cabra, puedes poner una pizquita de sal a los huevos batidos.
Engrasar el molde dónde vamos a preparar la banitsa (pastel) con un poco de aceite suave o mantequilla derretida.
Desplegar las hojas de masa filo y sobre una hoja pincelamos con un poquito de aceite o mantequilla derretida, repartimos con una cuchara pegotes de la mezcla de quesos y huevos y dejaremos caer también unos cubitos de membrillo.
Ahora enrollar esta hoja de masa filo como si hicieses un canelón y lo dispondremos en el molde como si fuéramos a preparar una ensaimada, puedes empezar por el centro o por la parte de afuera da igual. No es preciso que te quede liso.
Ir haciendo rollitos e ir disponiendo en el molde haciendo la espiral hasta terminar la mezcla y tengamos el molde lleno.
Con un pincel untaremos todo el pastel con aceite si nos queda y el huevo batido que habíamos reservado. Horneamos unos 35 minutos hasta que lo veas dorado.
-Lo ideal es tomarlo en caliente.
-Se puede hacer de un día para otro ya que la masa filo (al contrario que el hojaldre) al calentarla vuelve a estar crujiente.
-Si la quieres más crujiente puedes pincelar con un poco de aceite o mantequilla derretida una hoja de masa filo, poner encima otra hoja y ahora repartir los pegotes de la mezcla de queso y huevo, así necesitaremos 16 hojas de pasta filo.
-La pasta filo es muy delicada y se seca rápidamente, así que mientras rellenas una hoja el resto tenerla tapada con un film o un trapo húmedo.
Si la preparas con otro relleno sustituir la mitad del queso por cebolla pochada ó espinacas con pasas, taquitos de york......

lunes, 28 de diciembre de 2015

Tarta de Chocolate y Café con Ganache

Edito esta entrada para deciros que con esta tarta he quedado finalista en el concurso al que me presenté de Chocolates Valor.  Muchas gracias. 
Si os gustan las tartas de chocolate, no dejéis de probar esta tarta. Está compuesta por tres bizcochos de chocolate y café, rellena de una ganache de chocolate montada y cubierta con ganache cremosa y escamas de chocolate. Es una maravilla de tarta.
Aunque veas que es muy extensa para preparar es cómoda, pues se preparan los bizcochos y la ganache el día de antes del montaje, no se puede hacer todo en un día.
Desde chocolates Valor me propusieron participar en el concurso de Chocolates Valor Postres Challenge, y pensé que esta tarta era perfecta.
INGREDIENTES para los bizcochos
  • 3 moldes de 18-20 cms, pueden ser desechables de papel aluminio
  • 250 gr. de harina de trigo
  • 300 gr. de azúcar
  • 85 gr. de chocolate puro en polvo valor 0% de azúcar añadido
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de levadura en polvo royal
  • 1 cucharadita de sal
  • 3 huevos tamaño M
  • 200 ml de leche + 1 cucharada de zumo de limón o vinagre (suero de leche)
  • 100 ml de aceite suave (girasol)
  • 1 cucharadita de vainilla liquida
  • 120 ml de café recién hecho
  • 90 gr. de chocolate Valor -Colección Maestro Torreblanca-
INGREDIENTES para la Ganache de Chocolate
  • 400 ml. de nata de montar 35% de M G
  • 300 gr de Chocolate Valor -Colección Maestro Torreblanca-
Ingrediente para los adornos
  • 100 gr. de Chocolate Valor -Colección Maestro Torreblanca-
ELABORACIÓN
Para elaborar este pastel vamos a preparar primero la ganache de chocolate y los adornos, ya que la ganache tiene que enfriarse varias horas en el frigorífico antes de utilizarse.
Ganache:
En un tazón poner el chocolate picado o troceado, en un cazo poner la nata a calentar y en cuanto empiece a hervir, verter la nata sobre el chocolate, remover con una espátula siempre en la misma dirección, hasta que quede completamente fundido.
Reservar en el frigorífico un mínimo de cuatro horas.
Adornos de Chocolate:
Poner a fundir en un bol 75 gr. del chocolate para los adornos, programar en el microondas 30 seg. remover con una espátula y volver a poner 30 seg. más, volver a remover y así hasta que esté fundido por completo ojo remover con una espátula y siempre en la misma dirección. Cuando esté fundido añadiremos los 25 gr. de chocolate restante y volvemos a remover hasta que se funda por completo. Así hacemos un atemperado.
Volcar rápidamente este chocolate sobre un papel de hornear estirar con un cuchillo pastelero para que quede bien fino, rápidamente poner sobre el chocolate otro papel de hornear y envolver como si fuera un pergamino. Cuanto más fino lo hagas más finas serán las escamas. Este proceso se tiene que hacer muy rápido. Reservar en el frigorífico un hora, pasado el tiempo desenrollar con cuidado para que se vaya rompiendo en trozos. Guardar estos trozos en un envase cerrado y en el frigorífico hasta que lo utilicemos.
BIZCOCHOS
Pesar y medir todos los ingredientes (esto es muy importante para tenerlo todo a mano). Precalentar el horno a 170º.
Preparar el suero de leche, esto se hace añadiendo a la leche una cucharada de limón o de vinagre. Remover y dejar reposar unos 10 minutos para que se corte la leche, comprobareis que la leche va a espesar un poco.
Trocear o picar los 90 gr. de chocolate y ponerlo en un bol.
Preparamos el café, una vez hecho lo añadimos en el bol donde tenemos los 90 gr. de chocolate troceado para que se derrita, mezclar bien y reservar.
Tamizar en un bol la harina, el chocolate puro en polvo 0% azúcar Valor, el azúcar, el bicarbonato, la levadura en polvo y la sal. En el bol de la batidora eléctrica mezclar muy bien estos ingredientes para que quede homogéneo.
En otro tazón mezclar los ingredientes húmedos, la leche, el aceite, los huevos y el extracto de vainilla.
Con la batidora a velocidad baja, iremos añadiendo poco a poco los ingredientes húmedos a los secos lentamente.
Cuando tengamos estos ingredientes bien mezclados incorporamos el café con el chocolate fundido y removemos con cuidado hasta que esté todo integrado.
Repartir esta mezcla en los tres moldes (previamente untados con un poco de aceite o mantequilla) a ser posible en partes iguales.
Hornear los tres bizcochos a la vez poniéndolos en la rejilla del horno en el nivel central, de manera que circule el aire entre ellos, y hornear unos 25-30 minutos hasta que al pinchar con un palillo salga casi limpio.
Dejar enfriar los bizcochos. Una vez fríos desmoldar y dejar enfriar del todo, envolverlos en film y reservarlos de un día para otro.
Al día siguiente será cuando haremos el montaje del pastel.
Para montar la ganache que ya tendremos muy, muy fría. Pondremos en el bol de la batidora 3/4 partes de la ganache y el resto la reservaremos. Con el batidor de varillas la montaremos como si fuera nata hasta que esté bien cremosa "es cuestión de segundos". No tenéis que pasaros en el batido pues se puede volver granulosa.
Montaje del Pastel
Si tenemos un aro extensible nos servirá de ayuda para que el pastel nos quede bien igualado. También es muy cómodo para repartir la ganache ponerla en una manga pastelera.
Pondremos tres trozos de papel de aluminio en la base de el plato de servir, así después los quitamos y el plato lo tendremos limpio.
Poner el 1º bizcocho en el plato de servir con la base mas plana abajo, repartiremos la mitad de la ganache por toda la superficie del bizcocho, intentando que quede plano poniendo un poco mas de ganache en las orillas que en el centro. Pondremos encima el 2º bizcocho con la base mas plana sobre la ganache, bien centrado y ahora vamos a repartir el resto de ganache por encima de este 2º bizcocho. Para finalizar pondremos el 3º bizcocho pero OJO con la parte mas plana hacia arriba para que así nos quede una tarta completamente plana.
Calentar unos segundos la ganache que tenemos reservada para que se nos haga un poco líquida pero no mucho, y no nos caiga demasiado deprisa. (Si la calientas demasiado te esperas un poquito para que se enfríe y se espese un poco). Dejarla caer suavemente en el centro del pastel para que ella sola vaya resbalando por los lados.
Reservar en el frigorífico y en el último momento adornar con las virutas de chocolate que tenemos reservadas.
Fuente de la receta http://www.eatdrinkbinge.com/rustic-chocolate-cake-with-chocolate-ganache/
En el enlace que os pongo es la fuente donde vi esta tarta, ahí podéis ver un paso a paso, está en otro idioma y las medidas son en cups os lo he pasado a gramos para que os sea mas cómodo.

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Pastel de Carne con Patatas y Queso- Gordon Ramsay

Cuando compre el libro de Gordon Ramsay, me señalé unas cuantas recetas. Esta en concreto es una receta de su madre, que según su hijo, hacia el mejor pastel de carne del mundo. El secreto es dorar muy bien la carne. Recuerda sin color no hay sabor.
 He preparado la receta tal cual sale en el libro, (menos unas cebolletas crudas que llevaba el puré), incluido la guarnición. Desde luego que la volveré a preparar, ya que no os podéis imaginar lo bueno que estaba, ¡nos ha encantado a todos!
Según dice Gordon Ramsay  ¡¡¡Mis reglas son simples: la cocina casera debe ser fácil, rápida y debe ser deliciosa. Si crees que no eres capaz de preparar una comida sensacional en casa, espera y verás. Voy a demostrarte que por muy ocupado que estés, es posible preparar platos increibles. Estas recetas son lo único que te hará falta.!!!
Ésta no es la receta que iba a poner...la que tenía pensada era más navideña...pero he tenido un contratiempo. Hay recetas que, viniendo de quien vienen, crees que van a salir buenísimas y después te llevas un gran chasco. Pues eso precisamente me ha pasado. Además, después de hacer el trabajo, gasto,  unas fotos bonitas con un atrezzo de navidad monísimo, la he probado y no me ha gustado nada, po rlo que me he visto incapaz de ponerla. No quiero que hagáis el gasto, el trabajo y después que estéis toda la Navidad acordándoos de mi.
INGREDIENTES para 6-7 personas
  • aceite de oliva para freír
  • 1 kilo de carne de cordero picada
  • 2 dientes de ajo finamente picados
  • 1 cebolla cortada en dados
  • 1 puerro cortado por la mitad a la larga y luego en rodajas finas
  • 2 cucharadas de salsa Worcestershire (Perrins) 
  • 1 cucharada sopera de tomate concentrado
  • 100 ml de vino tinto
  • 250 ml de caldo de pollo
  • hojas de romero picado
  • sal marina y pimienta negra recién molida
Para la cobertura
  • 750 gr. de patatas
  • 50 gr. de mantequilla
  • 1 bolsa de 4 quesos rallados (el pone cheddar rallado)
  • 50-100 ml. de leche
Para la guarnición
  • 250 gr. de zanahorias baby congeladas
  • 300 ml. de caldo de pollo
  • 200 gr.  de guisantes congelados
  • mantequilla, sal, pimienta negra recién molida y unas hojas de menta
ELABORACIÓN
Calentar una cazuela o una sartén grande y amplia a fuego medio fuerte. Añadir un chorro de aceite y freír la carne picada por tandas (no la pongas toda a la vez) sazonando cada vez con sal y pimienta hasta que se dore bien. Agregar el ajo en los 2 últimos minutos y pasar la carne a un plato y reservar.
Poner un poco mas de aceite en la misma sartén  y saltear la cebolla y el puerro a fuego medio hasta que este todo bien tierno.
Cuando tengas el sofrito de cebolla y puerro le añadimos la salsa worcestershire (salsa Perrins) y luego el tomate concentrado.
Volver  a poner la carne picada en la sartén y revolver bien. Verter el vino y raspar los pedacitos pegados en el fondo de la sartén.
Dejar que hierva un par de minutos para que se evapore el alcohol; añadir después el caldo y llevarlo a ebullición.
Bajar el fuego, agregar el romero y rectificar la sazón si es necesario. Cocerlo a fuego lento hasta que la salsa se haya reducido ligeramente y los sabores se hayan mezclado. Dejar enfriar.
Mientras se enfría preparamos la cobertura. Cocer las patatas hasta que estén tiernas, escurrirlas y hacer con ellas un puré.
Mezclarlo con la mantequilla salpimentarlo y añadir 3 /4 partes del queso rallado y mezclar de nuevo, rectificar la sazón. Si el puré ha quedado muy espeso añadir un poco de leche.
Poner la carne en una o dos fuentes de horno (a mi me gusta ponerlo en dos así si sobra no está empezado) y cubrirla con el puré con un tenedor hacer unas ondas por el puré y espolvorear el resto de queso rallado. Hornear el pastel unos 15- 20 minutos hasta que esté dorado y la mezcla de carne borbotee por debajo.
Para la guarnición haremos una mantequilla de menta.
Cogeremos un dado de mantequilla  a temperatura ambiente y la mezclaremos con unas ramitas de menta picadas y un poco de pimienta molida. Envolver en un film moldearla  en forma de salchicha y reservar en el frigorífico.
Poner a calentar en una olla de base gruesa con un dado grande de mantequilla a fuego medio. Cuando esta se derrita, añadir las zanahorias, remover bien y salpimentar. Verter el caldo, cubrir la olla con una tapa  y cocer las zanahorias a fuego lento 6 o 7 minutos.
Agregar los guisantes y cocerlos durante 3 o 4 minutos hasta que los guisantes y las zanahorias estén tiernos. Probar y rectificar la sazón, si hace falta.
Pasar las zanahorias y los guisantes a una fuente  de servir, desenvolver la mantequilla de menta cortarla a discos y colocarla sobre las verduras para que se derrita.
Servir de inmediato.
NOTAS: Puedes hacerlo con mitad cordero y mitad ternera, yo lo he preparado con cordero y quedó impresionante.
Las zanahorias de la guarnición las compre congeladas.
La salsa Perrins la venden en casi todos los supermercados yo la compro en Mercadona y Comsum.
La cebolla y el puerro yo lo piqué y sofreí en Thermomix, después añadí a la sartén.