martes, 2 de febrero de 2016

Banitsa Pastel de Queso y Membrillo

Me habían hablado muy bien de este pastel de queso típico Búlgaro, me aconsejaban probarlo una y otra vez, por lo bueno que está y lo sencillo que es de hacer. Tanto me lo aconsejó mi amiga Susana que me regaló el queso y la masa filo.
El queso que se utiliza se llama Sirene, es un queso en salmuera parecido al queso feta, lo venden en tiendas de productos búlgaros y rumanos, aunque también puedes hacerlo con un queso feta, o bien con un queso tierno de cabra y vaca o un tipo tronchón.
Para darle un toque diferente la segunda vez que lo preparé, le puse unos trocitos de membrillo y un poco de queso idiazabal rallado.
 No dejéis de ponerle el membrillo si la preparáis, resulta una combinación muy especial y muy agradable encontrar esos tropezones dulces .
Lo puedes preparar con otros rellenos como con cebolla y orégano, espinacas y pasas, york y queso, sobrasada y queso.

INGREDIENTES para un molde de 30 cms.

  • 8 hojas de pasta filo
  • 350-400 de queso Sirene (puedes sustituirlo por queso feta o uno de cabra o vaca tierno)
  • 50 gramos de queso enmental 
  • 4 huevos
  • 50 gr. de aceite de oliva suave o de mantequilla derretida
  • 75 gr. de membrillo

ELABORACIÓN
Precalentar el horno a 170º
Trocear a cubitos pequeños el membrillo.
Desmenuzar o rallar el queso. Batir los huevos, separar un poco de huevo batido, como media tacita para después pintar el pastel.
Mezclar los quesos con el huevo batido.
Si utilizas queso Sirene o feta no es preciso ponerle sal a la mezcla ya que estos quesos están en salmuera y suelen ser salados.
Si pones queso tierno de vaca o cabra, puedes poner una pizquita de sal a los huevos batidos.
Engrasar el molde dónde vamos a preparar la banitsa (pastel) con un poco de aceite suave o mantequilla derretida.
Desplegar las hojas de masa filo y sobre una hoja pincelamos con un poquito de aceite o mantequilla derretida, repartimos con una cuchara pegotes de la mezcla de quesos y huevos y dejaremos caer también unos cubitos de membrillo.
Ahora enrollar esta hoja de masa filo como si hicieses un canelón y lo dispondremos en el molde como si fuéramos a preparar una ensaimada, puedes empezar por el centro o por la parte de afuera da igual. No es preciso que te quede liso.
Ir haciendo rollitos e ir disponiendo en el molde haciendo la espiral hasta terminar la mezcla y tengamos el molde lleno.
Con un pincel untaremos todo el pastel con aceite si nos queda y el huevo batido que habíamos reservado. Horneamos unos 35 minutos hasta que lo veas dorado.
-Lo ideal es tomarlo en caliente.
-Se puede hacer de un día para otro ya que la masa filo (al contrario que el hojaldre) al calentarla vuelve a estar crujiente.
-Si la quieres más crujiente puedes pincelar con un poco de aceite o mantequilla derretida una hoja de masa filo, poner encima otra hoja y ahora repartir los pegotes de la mezcla de queso y huevo, así necesitaremos 16 hojas de pasta filo.
-La pasta filo es muy delicada y se seca rápidamente, así que mientras rellenas una hoja el resto tenerla tapada con un film o un trapo húmedo.
Si la preparas con otro relleno sustituir la mitad del queso por cebolla pochada ó espinacas con pasas, taquitos de york......

15 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho la receta y da la casualidad que este domingo me han regalado los vecinos membrillo casero :) me la apunto con tu permiso y a ver si la preparo pronto. Un beso y que pases un buen día!!

    Recetas de una gatita enamorada

    ResponderEliminar
  2. al principio he pensado en un postre pero ya veo que no, es un pastel salado muy, pero que muy rico. Me lo apunto

    ResponderEliminar
  3. No conocía esta tarta pero me ha parecido una receta estupenda. Me guardo la receta para hacerla. La pinta no puede ser mejor.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Me parece sensacional, la mezcla de sabores y las texturas, una pasada de rica.
    Y luego como queda, precioso en la mesa.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  5. Tengo membrillo casero que hago todos los años de mis membrilleros, y buscaré ese queso y

    ResponderEliminar
  6. Una tarta con muy buena pinta, intentare hacerla con un queso tierno de vaca a ver que tal sale. Ya te contare. Gracias por la receta. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Curiosa tarta, no lo conozco pero dan ganas de probarla!! Bss.

    ResponderEliminar
  8. Maria Dolores, que cosa mas rica, se ve fantástica, la mas filo es muy agradecida y muy vistosa. Mañana hago yo saquitos de masa filo con rape, para el cumple de mi hija, que le encanta, si me sobran hojas, haré una pequeña, la carne de membrillo nos encanta en casa.
    Excelente preparación.
    Bssss dede Almeria

    ResponderEliminar
  9. Que buena!!! No la he probado pero se ve riquísima, habrá que probarla.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  10. me ha encantado, me quedo la receta e intentaré hacerla.
    besos crisylaura.

    ResponderEliminar
  11. Qué rico!! Me encanta la combinación de queso con membrillo. Intenté hacer una, una vez, pero llevaba pan de molde y no me terminó de convencer. Esta me parece estupenda.
    Un abrazo y feliz semana, Clara

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué pastel salado tan rico!. Y con el toque crujiente de la pasta filo, todavía mejor. Me encanta.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  13. ohhhh que jugoso y que colorcito más rico ... me he ñleido la receta, pero creo me la voy a leer de nuevo para no perderme detalle.
    Besos
    Miguel
    lareposteriademiguel.com

    ResponderEliminar
  14. ¡Qué delicia! Interesante receta y con una presentación magnífica.

    B7ssss

    ResponderEliminar
  15. Qué rica!! Yo probé la Spanakopita que es la versión de espinacas y queso feta y fue todo un éxito. Me apunto tu relleno, para probarlo un día de estos. http://dulcemuffin.blogspot.com.es/2015/09/spanakopita.html

    ResponderEliminar

Muchas gracias por vuestros comentarios.
Los comentarios anónimos no se publicarán.